La producción porcina intensiva ha obligado a todas las partes involucradas en la cadena de valor en el proceso de producción a hacer más eficiente el resultado final de cada uno de los subsistemas.

De tal forma que en maternidad lo que se busca es destetar la mayor cantidad de lechones sanos, de buen peso y vigorosos sin comprometer el valor reproductivo de la cerda en su próxima gestación.

Los aportes genéticos en prolificidad han llegado al punto de diseñar una cerda que tenga la capacidad de procrear camadas tan numerosas de más de 13 lechones nacidos vivos en cada parto efectivo. Sin embargo, el reto es lograr un alto índice de sobrevivencia de los lechones nacidos.

Hace 10 años se consideraba como normal en las granjas tecnificadas un índice de sobrevivencia de 90% en la etapa de maternidad, actualmente dicho indicador en granjas que operan con alta eficiencia es de 94% a 95%.

En el presente post te muestro cómo es posible mejorar el índice de sobrevivencia con la implementación de un manejo.

Estoy consciente que la eficiencia en el resultado final es de origen multifactorial sin embargo considero que al aplicar la técnica de CALOSTRAMIENTO DIRIGIDO podemos incrementar la probabilidad que sobrevivan más lechones por cada parto obtenido.

Dicha técnica ha sido probada con resultados sostenibles con alto desempeño productivo a tal grado de obtener 96% de sobrevivencia de forma sostenida.

¿QUÉ ES EL CALOSTRO?

El calostro es una substancia que secreta la glándula mamaria de la cerda alrededor de dos horas antes de la expulsión del primer lechón, durante el proceso de parto y después de finalizar va decreciendo la cantidad de calostro hasta que alrededor de 10 a 12 horas pasa a ser producción de leche.

El calostro contiene anticuerpos esenciales (inmunoglobulinas) para la salud del lechón recién nacido; la principal ventaja que tiene el lechón al consumir dichos anticuerpos es que queda protegido contra las bacterias y virus a los que ya fue expuesta la madre.

El lechón nace con muy pocos de los anticuerpos protectores necesarios para sobrevivir por lo que se basa estrictamente en el calostro de la cerda para obtenerlos y así quedar protegido ante los desafíos virales y bacterianos.

El calostro es una fuente rica en nutrientes altamente digestibles, que son fundamentales para el fortalecimiento del lechón recién nacido, además existen estudios que han demostrado que el calostro contiene factores de crecimiento naturales para el desarrollo normal de órganos vitales del lechón como lo son: el cerebro, corazón, páncreas, hígado y riñones, y el intestino inmaduro.

INGESTA DE CALOSTRO EN EL RECIEN NACIDO

La ingesta de calostro por el lechón recién nacido es muy variable y depende de muchos factores siendo en casos muy drásticos que el lechón no alcance a ingerir calostro. Entre las principales causas que son limitantes para la ingesta de calostro puedo mencionar las siguientes:

  • El orden de nacimiento del lechón

Los lechones que nacen primero tienen mejor disponibilidad a consumir calostro ya que tienen poca o nula competencia por las tetas disponibles mientras que los últimos en nacer tendrán menos disponibilidad y competencia alta con otros lechones por asegurar una teta viable.

  • La temperatura ambiental y corporal del lechón.

Dado que el lechón nace con bajas reservas energéticas si al momento de nacer llega a un ambiente frio, su temperatura corporal decaerá abruptamente lo cual limitará mucho la ingesta de calostro.

  • Las instalaciones

Deficiencias en el diseño de la instalación de maternidad impedirán que el lechón logre asir rápidamente una teta y consuma calostro, pisos o slat que limitan la exposición completa de la glándula mamaria, pisos húmedos, resbaladizos, así como cunas poco adecuadas para que la cerda pueda amamantar a sus crías.

  • La cerda

Si bien es cierto las mejoras genéticas en temperamento materno han sido evidentes aún se observan cerdas susceptibles a estrés y nerviosismo durante el parto lo cual es perjudicial para el lechón ya que las cerdas nerviosas y agresivas pueden causar lesiones a los lechones. También una glándula mamaria que nunca ha sido usada requiere de lechones fuertes y vigorosos para succionar el calostro. Las cerdas de 2 a 5 partos son las que mejores condiciones dan al lechón para que ingiera la cantidad suficiente de calostro.

  • El tamaño y peso del lechón al nacimiento

Los lechones cuyo peso excede de 1.2 kilogramos tienen mejores probabilidades de sobrevivencia que lechones de bajo peso al nacimiento.

Ingesta ideal de Calostro

El consumo ideal de calostro debe ser entre 200 y 400 gramos por lechón.

¿Qué sucede si los lechones consumen poco o nada de calostro?

La cantidad y el momento del consumo de calostro son críticos para la salud, supervivencia y desarrollo del lechón recién nacido.

La ingesta de calostro debe optimizarse tan pronto como sea posible durante y después del parto. El intestino del lechón al nacimiento aún es inmaduro sin embargo tiene cierta permeabilidad lo cual permite la absorción de los componentes vitales del calostro, el problema es que después de 6 horas, el intestino comienza a cerrarse y va perdiendo paulatinamente dicha permeabilidad.

A esto debemos sumar que la cantidad de calostro va disminuyendo con el pasar de las horas después del parto, 12 a 14 horas después desaparece y lo que produce la cerda es leche.

Esto significa que los lechones tienen una ventana crítica durante la cual puede absorber los factores calostrales protectores (inmunoglobulinas), que son esenciales para una buena salud y sobrevivencia.

A menos que se haya consumido suficiente calostro, el lechón sigue siendo altamente vulnerable a las enfermedades presentes en la granja.

CALIDAD DE CALOSTRO

¿Cómo se puede optimizar la producción de calostro?

Poco se sabe sobre los factores que inciden en la producción de calostro de calidad sin embargo un buen manejo de la inmunidad de las cerdas es esencial, conocer los desafíos de la granja, planes de vacunación para cerdas multíparas y primíparas, aclimatación, preparación y levante de cerdas de reemplazo, tasa de reemplazo ordenada son algunas de las variables a considerar para tener un hato reproductor con cierta estabilidad inmunológica capaz de transferir la protección deseada a su descendencia.

¿Cómo asegurar la ingesta mínima de calostro?

Una vez aclarada y justificada la ventana tan reducida de tiempo que tiene el lechón para la ingesta de calostro debido a dos factores limitantes: La permeabilidad intestinal y La concentración de calostro pos parto. Esto nos lleva a pensar que manejos podemos implementar para tener un beneficio sustentable del calostramiento de los lechones.

La única forma real de asegurar que el lechón ingiera la cantidad suficiente de calostro es suministrarlo de forma manual y asistida. A este manejo le llamo “CALOSTRAMIENTO DIRIGIDO”.

¿En qué consiste el CALOSTRAMIENTO DIRIGIDO”

Este manejo se basa en dos simples pasos:

  • Ordeñar el calostro manualmente y de forma higiénica a las cerdas en recipientes igualmente higiénicos.
  • Suministrar 120 ml de calostro dividido en 4 tomas de 30 ml. Cada una durante las primeras 3 horas de vida del lechón. Es vital que para suministrar el calostro se use una sonda para asegurar que el lechón ingiera exactamente la cantidad deseada en cada toma.

Este manejo implica el uso de más tiempo y recurso humano sin embargo los resultados son más que evidentes ya que el índice de sobrevivencia de lechones puede llegar hasta un 97% en la etapa de lactancia.

Como se puede apreciar en la siguiente gráfica, a partir de la implementación del calostramiento dirigido se evidencia un incremento en el índice de sobrevivencia de lechones

Conclusiones

Después de buscar y probar diferentes manejos con el objetivo de incrementar el porcentaje de sobrevivencia de lechones en maternidad puedo concluir lo siguiente:

  • El manejo “CALOSTRAMIENTO DIRIGIDO” aplicado de la forma correcta incrementa significativamente el índice de sobrevivencia de los lechones, los resultados son evidentes incluso después de 24 horas de aplicar dicho manejo.
  • Para la implementación del calostramiento dirigido es necesario capacitar al personal y deben ser muy disciplinados para cuidar los aspectos de higiene y limpieza de lo contrario los resultados son adversos al objetivo deseado.
  • El calostro está disponible en todas las cerdas por lo cual no se incurre en costos adicionales.
  • Durante el proceso de parto al ordeñar el calostro se estimulan las contracciones por lo tanto el parto se desarrolla de mejor forma, este es un beneficio adicional.

Recomendaciones

Después de analizar los resultados obtenidos con la implementación del calostramiento dirigido y observar los beneficios evidentes para la eficiencia del proceso de producción puedo recomendar con toda confianza dicho manejo siempre que se tengan en consideración los aspectos de higiene, limpieza y capacitación del personal.

Licencia de Creative Commons
Como incrementar la sobrevivencia de lechones lactantes por Edi Gustavo Castellanos está publicado bajo licencia de: Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.